miércoles, 10 de febrero de 2010

Un sobre vacío, una carta dirigida al cielo


♫ Del libro que estaba leyendo cayó
una carta borrosa con los años.
Una lastimosa carta solo con la dirección y el sello, sin destinatario.

"¿Cómo estás?
¿Sigues igual?
¿Te has acostumbrado un poco más a ese lugar?
Casi ha pasado un año desde que nos conocimos.
Es algo embarazoso que no esté acostumabrado a escribir cartas"

No pude leer más,
no pude leer las borrosas líneas.
Asustado de que los colores comenzaran a desvanecerse, empecé a escribir.
Viendo lo tonto que soy, ¿te reirás
o llorarás conmigo?

Ese día, me fuiste arrebatada por el asfalto.
Un ramo de crisantemos,
una carta añadida discretamente.

Qué malvado por tu parte desaparecer sin siquiera decir adiós.
Abandonado, soy como un proyector roto.
Eternamente mostrando este egoísmo,
siempre mostrando tenazmente ser fuerte, pero amable y sensible.
Tú, a quien no puedo olvidar. ♫

1 comentario: